3 AM

image
Es muy tarde y debería estar durmiendo, pero esta noche ha sido una de esas que son definitivas en tu vida. Hay cosas que ocurren porque si, y es complicado entender a tu cabeza y a tu corazón al mismo tiempo.  Cuando me vine aquí tenía las ideas clarísimas de todo. Pensaba que todo iba a ser igual, que nada cambiaría, que Italia sería una aventura más en mi vida y punto y final. 
Pero llevo pocas semanas y este país me ha aportado todo lo que yo necesitaba en este tiempo. Llevaba muchos meses perdida conmigo misma, sin saber que hacer, confieso que un poco deprimida, quizás dije e hice cosas que no debería haber hecho o que no sentía del todo, simplemente me dejé llevar. Pero aquí estoy, disfrutando de una vida en la que no me hace falta tener internet en casa, porque las conversaciones con vino son mucho más interesantes, porque parece que aunque llegue el frío, esto es un verano permanente.
 Que han cambiado todos los protagonistas de mi película, que de repente estoy viviendo mi vida con gente que conozco semanas y es como si los conociera toda la vida. Que me encanta ir a trabajar, que sonrío como nunca lo había hecho, que aquí hay gente como yo, que me encanta que me lleven en la parte de atrás de la bicicleta como si de Audrey Hepburn se tratara, al anochecer mientras vamos a por nuestro helado favorito. Que me encanta tomar helado en el banco de aquel parque cerca de nuestra oficina y que siempre me pillen mis compañeros de trabajo. 
Y salir con gente desconocida que he conocido ese día en un bar y vayamos a un concierto de jazz en un underground que sólo conocemos varias personas e irnos después a pillar el autobús, oh! qué autobús? y volver a casa al amanecer y que me pidan un beso antes de irme a dormir.  
Las cosas cambian, los sentimientos también , nada es duradero…. lo que me está enseñando Italia … es simplemente ser feliz viviendo. Repito, VIVIR.

me

A %d blogueros les gusta esto: