Paying to go to war

SER PERIODISTA EN LA ZONA DE CONFLICTO.

 

Esta historia le pertenece a Antonio, pero podría pertenecer a cualquier periodista español que decide contar lo que sucede en las zonas de conflicto.

Llevo muchos meses quejándome de lo fácil que resulta para los medios de comunicación dejar atrás algunos casos que parecen resolverse solos, pero que día a día siguen luchando, sigue muriendo gente, sigue sucediendo cosas, pero a España no nos llega nada de información.

Muchas veces para poder ‘enterarme’ de que está sucediendo por ejemplo, en Haiti, he tenido que recurrir a medios extranjeros. Parece que olvidamos fácil porque en España ya tenemos bastante con lo nuestro como para prestar atención a guerras o acaso ¿Nos hemos acostumbrado a vivir con los conflictos extranjeros?

Hace unas semanas, con el nuevo brote de violencia entre Israel y Palestina, recuerdo estar tomando el primer  café de la mañana en un bar de Barcelona, tenían la televisión encendidas con los informativos de TVE, comenzaron hablar del conflicto y de los ataques que habían sucedido por la noche,  el mismo camarero cambió de canal de televisión y me dijo mirándome “No estamos para ver bombas que ya tenemos suficientes con las nuestras” No pude estar más en desacuerdo. ¿Sufrimos los españoles el síndrome del avestruz?

EL SÍNDROME DEL AVESTRUZ O EL MIEDO A LA VERDAD 

El avestruz, cuando está en peligro y siente miedo, esconde la cabeza, como si al no ver la amenaza, ésta desapareciera. ¿Somos la sociedad la culpable de este síndrome? ¿O son los propios medios de comunicación que nos manipulan con qué información debemos saber y cuál deben omitir? No me gusta la labor de los medios de comunicación en España, no me gusta que no me cuenten que está sucediendo en algunos países porque no da audiencia. No me gusta tener que acudir a medios franceses para informarme. No me gusta que a Antonio y a otros corresponsales españoles se les pague un máximo de 50€ por cronica o material audiovisual cuando un colaborador de un programa de debate cualquiera se lleva 350€ (de mínimo) por ir a un plató.

Os dejo con este video de siete minutos en el que el mismo Antonio nos cuenta como es ser un periodista freelance en las zonas de conflicto, jugarse la vida día tras día por estar en primera linea y que nadie quiera tu trabajo.

Por cierto, el periódico deportivo al que hace referencia en el vídeo, es el AS. Uno más que añado a mi lista negra.

Os dejo también el artículo de “El país” mencionado también.  http://elpais.com/elpais/2010/10/06/actualidad/1286353036_850215.html