Silencio

He entrado 50 veces a WhatsApp esperando verte “online”, que es mi manera de saber si estás bien. Pero no te he visto. Al menos, por tu instagram sé que estás vivo, nunca te he visto tan social en mi vida.

Comenzar nuevas etapas tiene estás cosas. Ya no echas de menos y ya da igual como van las cosas por aquí. Y el único recuerdo que tienes de mi será uno confuso en el que tú pensarás que la culpable de todo fui yo, mientras comienzas a regalar camisetas a otras. Quizás algún día también veas tu parte de que quedarte en silencio tampoco fue una buena idea y que al final, OHANA lo único que significaba era aire, el mismo aire que dejaste entre los dos cuando ni siquiera me diste opción de seguir hablando.  -Siempre seremos amigos-